Consumismo y ecología política

«Droit dans le mur». Quentin Faucompré

La crisis actual mezcla intrincadamente preocupaciones de varias índoles. Una de las causas de la pandemia de SARS Covid19 que azota el mundo es a todas luces el incremento exponencial de la globalización capitalista, la intensificación demencial de los intercambios comerciales y la presión extrema impuesta a todos los ecosistemas. Como ya no lo ignora nadie, el nuevo coronavirus procede de unas especies de murciélagos que durante milenios se habían mantenido alejados de todo contacto con los seres humanos. Este contacto lo permitió el avance de de la deforestación en las fronteras de China, es decir, para retomar una metáfora muy común, en los márgenes del «taller del mundo». Cuando mejore la situación sanitaria, cuando bajen las aguas de la epidemia, ese mundo va a encontrarse ante una crisis crisis social y económica de dimensiones desconocidas: tal vez sea el momento de repensar el modelo ideológico del que proceden conceptos indiscutidos en las esferas gubernamentales, tales como «crecimiento», «globalización», «autoregulación de los mercados» etc.

Son varios los enfoques críticos que pusieron en tela de juicio esta dominación absoluto del mercado y de la ideología neoliberal sobre nuestras vidas, y que llamaron, desde hace ya tiempo, a tomar la medida del carácter mortífero del capitalismo financiarizado. Presentamos esta semana dos enfoques complementarios: una reflexión teórica, a cargo del sociólogo Razmig Keucheyan, sobre la fábrica de necesidades artificiales que es uno de los motores de este calentamiento productivista (Les besoins artificiels. Comment sortir du consumérisme ?, Paris, Zones, 2019), y un estudio complementario de Baptiste Monsaingeon, sobre el resultado concreto del consumismo compulsivo, es decir los residuos, las toneladas de desechos plásticos que imprimen su huella en todo el planeta y son una de las características de lo que él llama la «cultura del desecho», al bautizar «Homo Detritus» a la especie que domina el Antropoceno (Homo detritus – Critique de la société du déchet, Paris, Seuil, 2017).


También te podría gustar...

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search