Black Panthers, por Agnès Varda

Proponemos a continuación un documental de excepcional calidad sobre las Black Panthers: el de la directora de cine Agnès Varda, gran figura del cine francés, contemporánea de la Nouvelle Vague, fallecida en marzo del año pasado. Su última película, Varda por Agnès puede verse online gratuitamente gracias al IFA :  https://ifargentine.com.ar/varda-por-agnes/

A final de 1967, Agnès Varda estaba filmando en Los Angeles cuando surgió la posibilidad de rodar un documental sobre el que era para ese entonces el movimiento radical más original de la galaxia Black Power, no-mixto pero abierto a colaboraciones con militantes blancos, hispánicos sin que importe su pertenencia comunitaria, siempre y cuando compartieran sus ideas políticas anticolonialistas, marxistas y feministas. El documental es de gran valor histórico en la medida en que, además de popularizar la apariencia de los militantes –cuero negro, anteojos del mismo color, boinas, armas–, registró un momento importante: el de la campaña a favor de la liberación de Huey Newton, co-fundador del Black Panther Party For Self Defense, encarcelado bajo la acusación de matar a un policía en un enfrentamiento en una calle de Oakland. Gracias a un supuesto vínculo con la televisión francesa, pudo así circular libremente entre los militantes y entrevistar a sus principales líderes, reunidos para esa campaña: Stokely Carmichael, Bobby Seale, Eleridge Cleaver y su mujer Kathleen Cleaver, todos miembros, al igual que Huey Newton, del «gobierno» del BPP. Hasta pudo entrevistar a este último en la cárcel, cosa que, a la distancia, parece totalmente inverosímil. Una vez montada, hacia finales de 1968, la película no se pudo estrenar, para no avivar las brasas todavía calientes del mayo francés. Es muy interesante volver a ver esta película en un momento en que se volvió a tensar la situación en Estados Unidos en torno a la violencia racista de la policía contra los africanos americanos y en que algunos de ellos vuelven a formar milicias armadas para defenderse.

Agnès Varda a propósito del rodaje de Black Panthers

[traducción del testimonio propuesto en la página de Trois couleurs»]

«Black is beautiful». Negro es negro, y la historia ondula de movimiento en movimiento. En Francia, desde el mes de mayo, las reivindicaciones y las esperanzas se expresan violentamente. En los Estados Unidos, la comunidad negra se moviliza en torno al juicio de uno de los líderes de las Black Panthers. Ese partido, ese movimiento, quiere actuar y avanzar con teorías y prácticas: Mind and Body Theory. Pascal Thomas logra que filmemos una entrevista a Huey Newton dentro de la cárcel. Yo voy en cuanto hay una marcha, un mitin o una manifestación. Digo «French Televisión», sonrío y puedo circular libremente entre aquellos altos militantes negros que entrenan.

Filmo con una cámara 16 mm prestada por unos activistas de la Universidad de Berkeley. Los líderes pronuncian sus discursos: Bobby Seale, Eldridge Cleaver… Las mujeres también expresan su deseo de actuar, de tomar decisiones y su orgullo de ser negras. En cuanto a los niños, bailan al ritmo de «¡ liberen a Huey ! ¡ Liberen al Huey !». Creo que esta corta película es un buen testimonio de un momento preciso y corto de la historia tumultuosa de los negros norteamericanos.

Fue [el productor] Tom Luddy quien me presentó a sus responsables en 1967, en el momento de mayor movilización por el proceso de Huey Newton. Se decidió que yo filmara para la Televisión Francesa, fur un pasaporte oral muy cómodo. Tom consiguió que pudiéramos hacerle una entrevista a Newton en la cárcel. Los Eldrige et Kathreen Cleaver, Bobby Seale y Carmichael me aceptaron también. Hablaron frente a la cámara que manejábamos John S., Tom L. o yo. Paul Aratow se encargaba del sonido.

Circulábamos entre los grupos reunidos cada domingo en Oakland, en los jardines públicos. Unos pibes bailaban y todos tiraban eslóganes como si cantasen el gospel. Recitaban los puntos de su programa con un entusiasma que duele volver a ver hoy en día, ahora que la mayor parte de sus líderes los traicionaron y que la causa negra tomó un giro diferente.

Me parecía captar al filmarlos un empoderamiento que tenía un hermoso equivalente en las mujeres, quienes descubrían que podían pensar la teoría y organizar la acción sin tener que acudir a viejos pensadores. Para las mujeres, a pesar de los frenazos de la historia, las cosas avanzan mejor que para los negros.»

 

Si bien es cierto que varios de los líderes del BPP tomaron caminos que los alejaron de sus primeros compromisos –alguno hasta terminó en las filas del Partido Republicano– otros conservaron sus ideas hasta tender puentes con nuevas luchas que les parecían prolongar su ideario original. Así el artista Emery Douglas, autor de muchos de los visuales del BPP y de la revista Black Panther hizo una residencia en San Cristóbal de la Casas en el año 2012, en solidaridad con el movimiento zapatista, creando esta curiosa «zapatantera negra» que ilustra bien una especie de posta generacional.

 

Para ver la película:

 


También te podría gustar...

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search